Dejamos atrás un verano inolvidable, en el que hemos batido todos los registros en cuanto a número de visitantes.

Largas colas se formaban para ver el Discóbolo, y la sorpresa para todo el mundo fue descubrir que había mucho más que la famosa escultura de Mirón: contenido, es decir, objetos de enorme valor histórico y artístico, de gran belleza; y continente, un montaje expositivo que alcanzaba la perfección, por lo que una vez más, hemos deslumbrado a todos los que nos han visitado.

Seguid atentos, que continuaremos con nuestra dinámica de impresionar al personal…

SEGUID ATENTOS, QUE CONTINUAREMOS CON NUESTRA DINÁMICA DE

IMPRESIONAR AL PERSONAL...

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto