En los sótanos del museo, cerca de los almacenes y con acceso directo a las salas, se encuentra el Laboratorio Técnico de Restauración

Para saber mejor que es y que se hace en este “rincón” del MARQ hemos entrevistado al fantástico equipo de personas que aquí trabajan.

La restauración es el conjunto de tratamientos necesarios para la conservación, recuperación y puesta en valor de un objeto cultural que forma parte de nuestro patrimonio.

Inicialmente se estudia la pieza para conocer sus deterioros y poder así establecer el  diagnóstico y los tratamientos más adecuados para intervenir dicho objeto.

Todo el trabajo se documenta exhaustivamente mediante informes y fotografías del proceso. Después de la intervención se determinan las pautas de conservación a seguir, así como las necesidades de su entorno.

Read More

Entrevista al equipo de Restauración:

Llumiq: ¿De dónde provienen las piezas/objetos a restaurar?

Restauradores: Almacenes del Museo; Exposición permanente; Exposiciones temporales; Excavaciones de yacimientos; Otras instituciones mediante convenio.

L: ¿A dónde van una vez restauradas? R: Vuelven a sus ubicaciones originales o forman parte de exposiciones.

L: ¿Trabajáis para otros museos o instituciones? R: El Museo Arqueológico tiene convenios con otras instituciones y museos para restaurar piezas que van a formar parte de exposiciones temporales. También se realizan asesoramientos y soportes técnicos tanto a otros departamentos, como a otras instituciones e investigadores.

L: ¿Algún objeto de esos interesantes que hayan pasado por vuestras manos? R: Por el laboratorio han pasado todas las piezas expuestas en el Museo. Además de una gran parte de obras ubicadas en museos de la provincia, o procedentes de Pompeya. También se han realizado numerosas reproducciones para salas y puntualmente para alguna donación, como la estela visigoda en piedra de Orihuela, para el Arzobispado en Alicante.

L: Piezas que den mucha guerra, complicadas… R: Hay piezas que por su tamaño, forma o peso son muy complicadas de trasladar o restaurar. Las más grandes son muy costosas, pero las miniaturas también son muy complicadas por ser muy delicadas y pequeñas.

L: Nos contáis alguna anécdota digna de mención. R: Fallos de restauraciones antiguas, como encontrar dentro de las ánforas diversos objetos: paquetes de tabaco, papeles o facturas, un ticket de tranvía e incluso algún juguete de niño. U objetos de cerámica compuestos por dos piezas parecidas pero que no se corresponden y que, por tanto, se separan en una nueva  restauración.

Bueno, “restauradores”, muchas gracias por vuestra colaboración, vuestro trabajo es muy interesante y hemos aprendido que es una labor que requiere mucha habilidad, paciencia, buen gusto y mucha sabiduría.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto