Cuando en el año 2005 los arqueólogos excavaban en el foro romano de Lucentum hallaron una mano de bronce que sujetaba la empuñadura de una espada.

El resto de la escultura no apareció, pero los especialistas enseguida se dieron cuenta de que era un hallazgo importantísimo: no era una espada normal para luchar, sino para mostrar poder y riqueza porque estaba finamente decorada con 2 cabezas de águilas.

Esta espada es única, no se ha encontrado hasta el momento otra igual. La mano también tiene en uno de sus dedos un rico anillo que sólo podían llevar los sacerdotes más importantes o el emperador.

Ahora tenéis que imaginaros una gran estatua de bronce de un emperador romano, colocada sobre un alto pedestal en un lugar de la plaza del foro de Lucentum. Atrévete a dibujar la estatua entera y envíanos tu dibujo, los más chulos saldrán publicados en el siguiente número.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto