Esta exposición gira en torno a la sal. En Hallstatt, localidad de los Alpes austríacos, se desarrolló una rica civilización a raíz de la explotación de unas minas de sal del interior de las montañas. La exposición parte de las investigaciones en la propia mina (Edad de Bronce) y en una necrópolis cercana de la Edad del Hierro. Proviene del Museo de Historia Natural de Viena. Es muy interesante ya que gracias a las propiedades conservantes de la sal, muchos objetos orgánicos se han mantenido casi intactos, de tal manera que podemos ver en el MARQ tejidos de colores, calzado, gorros, bolsas de cuero o lana, cuerdas, restos de excrementos humanos... Piezas que por su antigüedad, lo normal es que ya hubieran desaparecido.  

Si quieres saber más, visita la exposición temporal, hasta enero de 2014: El Reino de la Sal, 7.000 años de Hallstatt y Alicante, tierra y mar de SAL.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto